Cap 9. Pros y contras de ser un nómada digital low-cost

Nómadas han existido toda la vida.
Los digitales llevan menos, pero han venido para quedarse.

¿Cómo es el día a día de un nómada digital? ¿Te gustaría vivir así? 

¿Es cierto lo que dicen? ¿Se puede trabajar sin estar trabajando?

Para contestar a estas y otras preguntas vitales del existencialismo lúdico-laboral, hoy tenemos el testimonio de Iker. Sin esconderse en el anonimato, ni distorsionar la voz, ni poner una franja negra a la altura de los ojos, se atreve a contarnos su experiencia.

Y yo que se lo agradezco. 
Disfrútenlo:

Al turrón

 

Sí, lo sé, esto es un blog de Marketing Online. Me he colado.

Como es de bien nacidos presentarse,o algo así decía el dicho, voy a ello: Soy Iker Gómez, soy Ingeniero Big Data y acabo de llegar de un viaje de 9 meses por el mundo.

Durante estos meses, me he movido más que un molino.

Cogí el petate y empecé en Singapur. Pasé por Vietnam, Tailandia, Indonesia y terminé Asia en Malasia (toma rima). De ahí salté a Sudamérica, llegué a Argentina, crucé a Chile, me achicharré en Bolivia y terminé en Perú.

Todo este tiempo he cargado con mi portátil a cuestas para hacer algún trabajico, así que, según la definición de la wikipedia, me puedo considerar un nómada digital.

Te prometo que en este viaje no he subido ninguna foto con el portátil en la playa, ni sentado en una piscina, bebiendo mojitos.

Ser nómada digital no es eso que ves en internet y te voy a contar por qué.

Empecemos con las contras de viajar y trabajar al mismo tiempo. Dejo los pros para el final, así te dejo con buen sabor de boca.

 

Contra Nº1 : Problemas con el wifi y la electricidad

Qué bonito es ojear el Instagram de nuestro nómada digital de cabecera y ver la foto que ha subido desde un lago remoto, tomándose un café mientras ve atardecer.

Pero, ¿Cómo ha conseguido pillar wifi allí? ¿Los árboles tienen conexión?

No amig@, seguramente utilicen un dispositivo hotspot con el que se pueden conectar en cualquier sitio, pero que tienen precios excesivos. He llegado a ver hotspots por 80€/mes y eso, para un nómada low-cost como yo, es prohibitivo.

Así que no queda otra que tirar del wifi de los hostales (de 5€ la noche). Wifis a los que se conectan tropecientas personas a la vez. Wifis con una velocidad de -10Mbps (sí,en negativo, porque con lo lentos que van, tienen que tener velocidad negativa, no me jodas). Wifis que para descargarte un audio de whatsapp, necesitas media hora. Si esto no es paciencia, yo ya no sé.

Pero ojo, que la electricidad también es un punto a tener en cuenta. He visto cosas que no creeríais. Pueblitos pequeños en los que la electricidad viene de un generador, el cual encienden de 19:00 a 22:00.

Ve y dile al alcalde que necesitas electricidad a las 10 de la mañana para mandar un email importante, a ver qué cara te pone.

 

Contra Nº2 : Diferencia horaria

  • Oye, ¿hacemos el skype a las 6, cuando salga de trabajar?
  • ¿Tus 6 o mis 6?
  • Mis 6, hora española
  • Jode macho, pero tus 6 son mis 2 de la noche, ¿no puedes antes?
  • Es que antes me es imposible.
  • Bueno va, pues mándame una grabación de voz y vamos tirando

Y así para todos las reuniones que quieras hacer. La primera hace gracia, a la quinta acabas un poco hasta el gorro.

 

Contra Nº3 : Agobio por no aprovechar el tiempo

¿Nunca has tenido la sensación de no estar aprovechando el tiempo al 100%? Es algo que me desespera y nunca me hubiese imaginado que esto me ocurriría estando de viaje.

Llegas a una ciudad nueva, te pones con tus proyectos o trabajos y de repente le empiezas a dar vueltas. “Jode, llevo aquí 2 días y aun no he visto la ciudad”, “Tengo que salir a conocer la ciudad, que aún no he visto nada”, “tengo que salir a conocer gente”, “¿Qué hago aquí trabajando si tengo que visitar la ciudad?

Ser nómada digital no es estar de vacaciones.

Tienes que meter tus horas como en todos los trabajos. Pero con la diferencia de que tienes una ciudad entera para ver, que es algo que también te va a quitar mucho tiempo. Tenlo en cuenta y no te agobies.

Yo lo que te recomendaría es estar 2-3 semanas en cada sitio. Llega y asiéntate. Da igual que los 2 primeros días no veas nada. Ya tendrás tiempo de salir y visitar todo.

 

Contra Nº4 : Soledad

Un grupo de música de mi barrio decía en una de sus canciones “La soledad es un paraíso para quien la sabe disfrutar”.

Y qué razón tenían.

Hay que saber estar sol@. Vas a pasar muuucho tiempo sol@ y para esto no hay cursillos, ni guías prácticas. No se nace sabiendo estar sol@, se hace.

No todo el mundo está preparado para la soledad. ¿Serías capaz de estar 1 semana sin hablar con nadie? Te lo pongo como reto.

Eso sí, una vez que te acostumbres a la soledad y la domines, vas a ser inmortal cuanto menos.

 

Contra Nº5 : Comodidad

O más bien diría, la incomodidad.

Te vas a ver trabajando en sillas de madera cutres en el hostal, apoyado en la cabecera de la cama, o sentado en un sofá.

Puede sonar apetecible, pero creeme que tu espalda lo va a pasar mal.

En la comodidad de la oficina tenemos sillas extra-ultra-mega ergonómicas, que solo les falta un motorico para llevarte de un lado a otro y no despegarte de ellas en todo el día.

Tenemos una mesa y un monitor (afortunad@ si tienes 2) a la altura correcta para no joderte las cervicales.

Pues de esto nada de nada, ahora tienes tu portátil y a funcionar. Verás lo rápido que empiezan las molestias en la espalda, las cervicales o el culo.

Pero venga va, vamos con los pros, que este post me esta quedando muy negativo y tampoco es plan.

 

Pro Nº1 : Libertad

Para mi personalmente, este pro eclipsa a todas las contras anteriores.

Yo necesito libertad para trabajar.

Libertad de horarios y de movimiento.

Poder trabajar a las 7 de la mañana porque me he despertado motivado.

O ponerme a las 10 de la noche porque no me ha apetecido hacer nada durante todo el día.

Irme unos días a Pamplona a visitar a mis padres y trabajar desde su casa. O hacer una escapada a Roma y trabajar desde allí.

Eso no está pagado.

 

Pro Nº2 : Contactos y Networking

Si te lo montas bien, siendo nómada digital puedes tener contactos en todo el mundo. Aprovecha y habla con todo aquel que veas trabajando en el hostal.

Interactúa. Nunca sabes dónde puede estar tu futura socia o tu futuro cliente.

A mí me llegaron a ofrecer un trabajo en medio del desierto de Atacama, viendo atardecer desde una duna. Todo por ponerme a charlar con un tipo que pasaba por allí y que casualmente tenía una empresa.

Ve a meetups, charlas, conferencias (si son gratis mejor, o si no, cuélate, que total no te conoce nadie).

Los contactos son oro, y además, hacer networking es una de las formas de combatir la soledad.

 

Pro Nº3 : La creatividad se dispara

Vivir en otros países o ciudades es abrir el grifo de la creatividad. Ves negocios que no hay aquí, se te ocurren ideas locas paseando por la calle, conoces gente interesante que hace cosas diferentes…

Si te pones en modo emprendedor ON y tienes una libreta a mano, puedes hacerte una lista de ideas tremenda.

 

En fin, ser nómada digital mola. Pero no es oro todo lo que reluce. Yo te aviso para que no te lleves el batacazo. Hay que acostumbrarse a este estilo de vida. Rehacer tu vida cada pocas semanas no es sencillo.

Aún así te animo a ello. Es más, te voy a regalar alguna de las webs que utilizo. Así, de gratis (que esto es low-cost, no te olvides)

Suficiente, ¿no?

Otro insensato me hizo una entrevista en el podcast más gamberro de la red, hablando sobre esto. Si tienes curiosidad y quieres saber alguna cosica más, puedes escucharlo aquí

Me tienes para lo que necesites. Dudas o preguntas son bienvenidas.

Gracias por leerme y… ¡Nos vemos por el mundo!

¿Te ha gustado? ¡Correveidile!

Facebook
WhatsApp
Twitter
LinkedIn

Si te da pereza comentar, dime qué te ha parecido el artículo con un click:
  • Lo mejor que he leido esta semana 
  • Quiero más de esto 
  • Pséh... 
  • Me aburro 
  • Una pérdida de tiempo 
Si puntúas el capítulo me ayudas a priorizar los temas sobre los que escribir!
[Total: 2 Media: 5]

Deja un comentario