Cap 1. Me presento

Hola!!

Es feo tener un blog y no presentarse en condiciones, así que lo haré con un breve resumen. He visto que  frecuentemente en la sección “Sobre mí” en realidad se habla sobre lo que se hace. O lo que se hizo. O lo que se quiere hacer. Podría llamarse “Sobre mi CV”. 

Es difícil saber quién es uno mismo, se tarda toda una vida en averiguarlo, así que sin pretensión de desvaríos filosóficos iré directo al grano:

 

La génesis

 

Mi nombre es Álvaro, soy del 85 y vivo cerca de Bilbao. Ya por los 90 empecé a cacharrear con los ordenadores. Primero mi padre compró un Spectrum de los que cargaban con cinta. Pasé muchas horas esperando jugar viendo cómo cargaba la ruidosa cinta hasta que llegó mi perdición: un 486 con MS-DOS a pelo con el que cacharrear con todo el mundo por descubrir.

Después llego Windows 95, y los primeros módems (también ruidosos) y las primeras broncas de mi familia por secuestrar la línea telefónica día tras día. Y es que por aquél entonces, por desgracia para mí y para la factura de teléfono de mi familia, navegar era caro y además incompatible con tener libre la línea telefónica.

 

Adolescencia programada

 

En una época en la que los tutoriales de YouTube o las búsquedas de Google no eran algo ni siquiera imaginable, había que buscarse la vida para aprender. Como tantos/as otros/as, empecé haciendo webs con HTML con el Bloc de Notas y usando Dreamweaver como editor de texto. Todo se aprendía de manera colaborativa, buscando como rata de biblioteca y probando todo lo nuevo que iba surgiendo.

En eso consistía ya por entonces para mí Internet: un lugar de encuentro en libertad, igualdad y anonimato donde aprender y conocer gente con tus mismas inquietudes.

Tal que así, llegó 2003 y estudié un módulo de Desarrollo de Aplicaciones Informáticas en el que aprendí un poco de C y Java y no mucho más. El humo en el sistema educativo da para varios capítulos enteros, así que me meteré en harina en otros capítulos que quedan por venir.

 

Los proyectos personales

 

Ya empecé desde bien pronto a desengañarme también del sistema laboral, cuando por ejemplo en procesos de selección para el puesto de programador para grandes compañías, tras pasar con éxito 5 horas entrevista, tests de inteligencia, pruebas de idioma y de programación, me rechazaban por llevar rastas. “Para nosotros la imagen es como para un obrero su casco” – me llegaron a decir sin despeinarse.

Y eso que era para trabajar delante de una pantalla y no con clientes. Ahí fue donde dije… “Alvarito… otra manera de hacer las cosas es posible”.

Y así fue.

Vinieron las webs personales, los primeros WordPress, los primeros foros, las primeras KDDs, el Fotolog (RIP)…

Un homenaje a web.archive.org por guardar un poco de la historia de nuestras vidas Correveidile

Y tal como internet fue creciendo y haciéndose accesible para todo el mundo, empezaron a llegar a mi vida los primeros…

 

Cambios de tercio

 

Tuve un tiempo en el que me dediqué a otros ámbitos más artísticos de mi vida y pasé algo de tiempo alejado de internet y la programación. En esos momentos la juventud me pedía a gritos mochila, oxígeno y kilómetros de carretera.

Cuando retomé de nuevo internet, pensaba que todavía sería experto en diseño web y marketing digital. JA! Qué iluso era! Te pasas uno o dos años parado sin aprender nada nuevo y ya estás desfasado!

Lección número 1 de la profesión aprendida: – Es imposible ser experto en nada, a no ser que lo hayas inventado tú. Correveidile

La cosa estaba clara, si quería seguir el tren en marcha me tenía que poner las pilas. ¿Estudiar otro módulo? ¿Algún master? No way, ya había escarmentado suficiente con el mundo educativo y la pasta no sobraba. Había que volver a picar piedra, sacar chispas a Google y ratear como nunca para subirse al tren en marcha.

Y así es como tuve que lidiar con el mundo del metamarketing. Sí, lo tengo que reconocer, he picado en un unas cuantas cuentas atrás, ofertas especiales, campañas fusiladoras de email marketing de 2/3 correos al día. Y todo para acabar ofreciendo un contenido bastante pobre. En definitiva, aprendí a alejarme de saqueadores de mi tiempo y ponerlo todo en práctica en proyectos digitales. Es decir, aprender haciendo.

 

Comunidad de la buena

 

Pero no todo es humo. Por suerte en internet siempre ha habido, hay, y habrá blogguers  de calidad no solo informativa sino humana, dispuestos echar una mano y aprender en compañía de otros. 

La filosofía Open Source no sirve sólo para el código, también como libro deontológico para la profesión y es que…

El futuro de internet es cuidar las comunidades colaborativas, así como el del planeta es cuidar la naturaleza. Correveidile

 

Suficiente, ¿no?

 

Hasta aquí mis mierdas. Obviamente quedan más por contar pero como dijo el señor Lean, será mejor primero comprobar si en realidad tiene demanda.

Si te has sentido identificado/a en algún aspecto conmigo o si por el contrario no estás de acuerdo en nada de lo que comento, me alegrarías el día si me lo cuentas en los comentarios

Cap 1. Me presento
Maoui, mi compañero felino desde hace 18 años.

¿Te ha gustado? ¡Correveidile!

Facebook
WhatsApp
Twitter
LinkedIn

Si te da pereza comentar, dime qué te ha parecido el artículo con un click:
  • Lo mejor que he leido esta semana 
  • Quiero más de esto 
  • Pséh... 
  • Me aburro 
  • Una pérdida de tiempo 
Si puntúas el capítulo me ayudas a priorizar los temas sobre los que escribir!
[Total: 16 Media: 4.1]

16 comentarios en “Cap 1. Me presento

    • Hola José,

      Con comentarios como el tuyo cómo no voy a seguir! Por temas de los que hablar no será, ya tengo varias cositas en la recámara 🙂

      Muchas gracias y saludos!

    • Gracias Jesus!

      Me alegro de no ser el único que le echa unas risas a la vida 😀

      Habrá que seguir entonces, sí!

  1. Llevo sólo dos años en este mundillo y ya se me pasó muchas veces por la cabeza crear algo de este estilo. Pero al final pienso que sólo voy a ganar enemigos y prefiero dedicarme a seguir creando proyectos y hacerlos crecer de forma honrada. Los vendehumos estarán siempre y muchas veces la línea que los separa de los buenos es demasiado delgada. suerte

    • Hola Jon!

      Además del cachondeo de la landing principal, los artículos del blog están pensados de manera constructiva. Pero es cierto que las líneas divisiorias siempre son muy finas y todo en la vida es muy relativo. La intención es compartir opiniones y crear debate en un tono divertido y sin -malos humos-.

      Por cierto, si quieres colaborar en la landing principal con cosas que se te hayan pasado por la cabeza puedes enviarme una sección de Elementor y lo incluyo encantado! 🙂 O cualquier otra cosa que se te ocurra.

      Aunque suene a tópico, es verdad que el blog y la landing están abiertas a todo el mundo que tenga algo que aportar, ya sea al debate serio o al cachondeo 🙂

      Gracias!

  2. Ouuuu yeaaaaahhh mother fucker (si, lo escribo bien, ya hay demasiados memes que lo escriben mal).
    Increíble tu web, tu blog y todo, todito, todo.
    Me encanta tu estilo si señor.
    Dale duro que de esta lo petas jejeje.
    Ciao pescao.

    • Ouuu yeeeaaahhh!! Claro que sí!! Me mola tu gramola Paco. Y va en serio. Paléts, blogs y demás. Mis felicitaciones.

      Mis dieses (que se dice ahora)

      Gracias y abrazo!

    • Deja deja, con ser rico me vale, famoso no quiero.

      ¿No ves que aquí oculto mi cara con dibujitos de humo?

      Tengo pánico escénico, pero esto tiene una ventaja. Cuando me haga rico, podré seguir dando por saco en el blog sin ser reconocido hehehehe

  3. Una pasada de landing y post. ¿Sabías que te han enlazado en el Foro Económico Mundial? Si nadie te lo había dicho, busca en internet “Nómadas digitales, portátiles en la playa y postureo”. Hace muchos años dejé el trabajo “normativo” de ingeniero y me puse a escribir, y veo muchos puntos en común. Yo no llevaba rastas, pero sí tirabuzones que llegaban hasta el culo, y el ambiente laboral del sector en el que trabajaba me resultaba opresivo. ¿Madrugar? ¿Tener que llevar corbata y pantalones? ¿Es que nos hemos vuelto todos locos o qué?

    El caso es que me refugié en mi oficina (mi habitación infantil en casa de los padres) y me puse a fingir que era escritor. Y mira, tres años después trabajo como redactor para empresas muy tochas pero sin tener que aguantar al personal, y sin formación reglada más allá de leer todo lo que cae en mis manos y echarle morro. Durante un tiempo estuve enganchado e incluso colaboré en canales de marketing vacíos. Yo mismo vendí humo.

    Bueno, que me lío. Un placer leerte y compartir tu humo(r).

    • Ey Marcos!

      Perdona por el retraso (el de contestarte, el otro no tiene arreglo).

      Sí, conocía el post del que hablas, un enlace así no se recibe todos los días 😀

      Oye, que es leer tu comentario y sentirme reflejado 100%. Y me alegro un montón de que ahora estés tan agusto en tu trabajo.

      No sabes cómo me alegra saber que existe gente con trayectoria como la mía, y que además, no sé cómo, ha llegado hasta aquí y me ha leído 🙂

      Muchas gracias y un abrazo!!

      P.D.: Tu web y tus relatos son geniales, me has ganado!!

  4. Emprendedor desde hace (uf, yo que sé, ¿2003? ) tuve mi primera empresa con 23 años, he estudiado en la Universidad y he vuelto a emprender, caer, levantarme, fracasar, triunfar (Según lo que se entienda por triunfar) y ahora estoy donde quiero estar, cuando comprendes que la felicidad es tener tiempo para ti y lo que te gusta, y no coches de alta gama o rodearte de chorradas que jamás utilizas.
    Eso te lo da la experiencia, fracasar y rodearte de buena gente y cosas buenas.

    COMO ESTE BLOG, no dejes de escribir con ese estilo ni de contarnos todas esas artimañas que se esconden detrás de vendehumos o desmontar todas esas fábulas y fantasías acerca de emprendedores trabajando en la orilla de un playa paradisiaca.

    Que gran descubrimiento tu página, crack!
    un abrazo desde BCN,
    Dani.

    • Ey Daniel!

      Gracias a ti también, la verdad que me siento abrumado. No sé de dónde llegáis tantos porque no estoy haciendo nada de publi al blog pero desde luego que me estáis subiendo la moral que da gusto 😀

      Y tienes toda la razón, de lo que más he aprendido también es de los fracasos que he tenido para no repetir errores, pero sin duda alguna, la clave como dices es rodearte de buena gente. Ya sea en la vida real o en la vida pseudoreal que llevamos en internet.

      Normalmente, no me preguntes por qué, no suele coincidir esa gente con la que me dice en sus páginas web que tanto nos quieren ayudar y que solo viven para conseguir el éxito de más personas 🙂

      Para mí esto también está siendo un gran descubrimiento.

      Muchas gracias y otro abrazo desde Bilbao!!

Deja un comentario