Cap 3. El negocio del Shitshipping: la afiliación piramidal

Esta vez voy a hablar de un modelo de negocio que está en boga más que nunca. Tenemos el concepto de intermediación o referido o afiliado o dropshipping o… llámalo como te dé la gana, la cosa es revender. De ahí he identificado una nueva terminología (una más): El shitshipping.

Pero antes de meterme en harina, quiero contarte una pequeña historieta autobiográfica que además de ser surrealista, me viene muy bien para enlazarlo con este capítulo.

 

Historietas del abuelo

 

Hace ya unos años, buscando trabajo y no encontrándolo, no me quedo más remedio que intentarlo de comercial a puerta fría. Esos negocios multinivel de toda la vida. Coges tu carpeta, tu discurso aprendido, tus 4 trucos psicológicos baratos (crear urgencia, autoridad, sonrisa, pie en la puerta, etc) y a intentar vender. Lo que sea. En mi caso me tocaba vender comercio por comercio productos de Jazztel para pymes/autónomos. Pero lo mismo podía haber sido para empresas de luz o de gas.

 

Cap 3. El negocio del Shitshipping: la afiliación piramidal

 

En este tipo de empresas, te obligan a hacerte autónomo, (falso autónomo) y te dan una comisión que en mi caso era exactamente la misma que la comisión que daba Jazztel a cualquier particular por referir clientes con la típica opción de “Trae a un amigo”. Esto obviamente no me lo contaron cuando “me contrataron”.

El primer día que llegué a la oficina a las 8 de la mañana, nada más entrar ya nos ponían musicón de discoteca a tope, nos saludábamos con choques de mano estúpidos, y nos hacían dar saltitos y movernos sin parar, para acabar gritando lo buenos que eramos y lo mucho que íbamos a vender.

Motivación a nivel “secta redneck americana”:

 

Estupefacto se queda corto para describir cómo me sentía en ese hábitat de estupidez, engaño y humo, mucho humo.

Ni qué decir tiene que el último día que volví a ese trabajo fue al día siguiente para decir adiós.

¿Cuál era el speech que utilizaban para llegar a gente como yo?

  • “Toma las riendas de tu vida con libertad financiera”
  • “Gana hasta 5.000€ todos los meses”
  • “Con sacrificio y esfuerzo todo es posible”
  • “El éxito depende solo de ti”
  • “¿Tu vida es una mierda y no sabes qué hacer con ella?”
  • “No seas como el resto de vagos en sus casas, trabaja para ti y hazte rico en poco tiempo”

¿TE SUENAN TODAS ESTAS PROMESAS?

Por suerte, vi la mierda nada más olerla y salí a tiempo de todo aquello. Pero pude ver cómo había gente que estaba tan engañadísima como motivadísima, dispuesta a hacer lo que sea para vender a quién sea lo que sea.

Te podría contar unas cuantas anécdotas y conversaciones del día y medio que duré ahí pero me voy del hilo y no es el asunto. Por ahora vuelvo al tema central:

Primer acercamiento al shitshipping

Pongámonos en situación:

Fulanito lleva tiempo con su blog  y sus infoproductos y sus cursos y sus vainas y le va muy bien. Ya tiene una buena comunidad y, lo más importante, autoridad dentro del sector (influencer le llamarán algunos).

Fulanito no es tonto, y sabe que puede utilizar esta autoridad monetizando su blog con afiliación. De hecho, constantemente le escriben desde agencias y desde empresas ofreciendo sus productos para que haga una  review por una buena comisión, por lo que lo tiene fácil.

Los productos son buenos, sus lectores confían en él y consigue billetes calentitos… todo muy fino. Un win-win.

Menganito, en cambio, es lector habitual y suscriptor de los cursos de Fulanito, le lleva siguiendo mucho tiempo y quiere ser tan exitoso y emprendedor como él, pero no tiene ideas con las que lanzar su negocio online.

Pero Menganito también ha entrado en algunos blogs de coaching emocional y ha leído que no puede seguir estancado en su vida, que algo tiene que hacer, que no puede perder más tiempo. Así que sin ni siquiera saberlo ya se ha convertido en todo un Shitshipper: empieza una web con la única idea de monetizarla afiliándose a cualquier mierda que encuentre por ahí, o en su defecto a Amazon como casi todos/as, eso no es problema.

Si Fulanito ha podido hacerlo, ¿porqué él no?

Pues eso, Menganito se remanga la camisa y se pone manos a la obra a montar su sitio micronicho, y con las 4 cositas que ha aprendido gracias a los cursos de pago de Fulanito, todo pinta a éxito seguro. Pero… OOOOOOooooohhh….

¡SORPRESA!

No vende una mierda. Además, para facturar, se ha tenido que dar de alta en autónomos, cosa que los gurús no le habían contado, y ahora resulta que está en bancarrota. Después de haber invertido tanto dinero en cursos y tiempo en crear contenido, hacer un poquito de SEO y cuatro cositas más, no entran ni sus amigos.

¿Un nuevo nómada digital?

No, Menganito no es nómada digital ni un gran emprendedor como le han hecho creer. Es un comercial de puerta fría de toda la vida, pero por internet. Es eslabón más bajo de toda la cadena de producción.

Y alguien puede que me diga: -“Pero hombre, eso no es puerta fría, atrae a la gente haciendo inbound marketing con sus contenidos y/o tiene una estrategia de Growth Haking y/o blablabla…”.

A lo que yo contesto: -“Sí, y a la emigración tras la crisis algunos le llaman movilidad laboral”.

Ya se le puede vestir con todos los eufemismos y neologismos posibles que Menganito no es más que una persona buscando oportunidades a la que le han comido el tarro y ha acabado sin preveerlo trabajando para otros.

La promesa era que iba a ser un emprendedor digital de éxito, que iba a currar desde donde quisiera, que iba ser dueño de su vida, que iba a conseguir su propio imperio…

La realidad es que es el mismo personaje que el comercial a puerta fría que trabaja gratis tratando de revender productos de otros para que varios que están por encima de él ganen más.

La historia de siempre, la misma pirámide, los mismos eslóganes, las mismas tretas, los mismos trucos psicológicos, lo mismo todo.

EXACTAMENTE IGUAL PERO EN EL MUNDO ONLINE

Cap 3. El negocio del Shitshipping: la afiliación piramidal

Así que ese es el Shitshipping. La nueva ola laboral/emprendedora que traslada las técnicas comerciales de teletienda y sonrisa vendedora al mundo digital.

Menganito no está ganando dinero de otros, pero los que están en la pirámide más altos que él sí lo han ganado con él.

Sentando cátedra

Qué va, ni de lejos. Esta es mi humilde reflexión personal sobre algunas de las cosas que veo, pero es cierto que no todas son así.

Mi aplauso a todos los que generan contenido de calidad, me da igual gratuito o de pago, y usan la reventa. Por supuesto emprender un negocio de este tipo o monetizar un sitio web a través de afiliación y reventa está a la orden del día y es algo muy lícito, exactamente igual que hay comerciales del mundo offline que les apasiona su trabajo y aportan un valor enorme desde la honestidad. No estoy en contra de revender.

El problema es cuando tu sitio web o proyecto digital únicamente se centra en eso. Te puede salir bien, o muy bien, pero independientemente de cómo te vaya a ti, al que siempre le sale bien es al que está por encima tuyo. Y eso es un síntoma que debe ponerte en alerta.

Antes de comenzar un proyecto de este tipo e invertir dinero en cursos o infoproductos sobre dropshipping, afiliados o lo que sea, plantéate si de verdad vas a crear algo de valor y diferenciación para los usuarios. De lo contrario, probablemente te vayas a gastar mucho más dinero del que ganarás simplemente en captación para tener algo de alcance. O eso o tener una flor en el culo y tener mucha suerte. Y aún así siempre estarás dependiendo de las condiciones de un tercero.

Shitshipping: la ya vieja estafa piramidal de comerciales a puerta fría se traslada ahora al ámbito de influencers, envuelto en palabras raras y técnicas de marketing pseudodisruptivas. Correveidile

Suficiente, ¿no?

Hasta aquí el capítulo de hoy. Si quieres que te avise cuando publique nuevos capítulos mándame un email.

Como siempre, si te has sentido identificado/a en algún aspecto conmigo o si por el contrario no estás de acuerdo en nada de lo que comento y me quieres poner a parir, me alegrarías el día si me lo cuentas en los comentarios.

¿Te ha gustado? ¡Correveidile!

Facebook
WhatsApp
Twitter
LinkedIn

Si te da pereza comentar, dime qué te ha parecido el artículo con un click:
  • Lo mejor que he leido esta semana 
  • Quiero más de esto 
  • Pséh... 
  • Me aburro 
  • Una pérdida de tiempo 
Si puntúas el capítulo me ayudas a priorizar los temas sobre los que escribir!
[Total: 9 Media: 3.8]

3 comentarios en “Cap 3. El negocio del Shitshipping: la afiliación piramidal

  1. ¡Me parto de la risa y me encanta tu forma de contarlo!
    El caso es que este “dilema” lo he tenido muchas veces, sobre si “vender”, principalmente si no es algo material, es “moral”, “está bien”, o es aprovecharse de los demás.
    Y tus observaciones me hacen aclararme sobre el tema.
    Gracias.
    Estaré atento de tus futuros artículos.
    José Antonio.

  2. Jajajajaja llevo leyendo las entradas toda la mañana y no sé cómo he llegado aquí (creo que a través de “el blog salmón”).
    Estoy subscrito a varios de estos blogs y la verdad es que coincido contigo en muchas cosas (ojo algunos sí que tienen productos y no sólo infoproductos o formación) pero sí, al igual que tú fui a una entrevista de estas de “vendemos a nuestras madres, somos los mejores, choca esos cinco” ……. Y sí, las frases son las mismas, no me había percatado hasta que lo has puesto y me he acordado de aquel día.

    En fin, yo le llamo “la burbuja de los nómadas digitales”.
    Les llamo así porque no crean nada, es decir, su negocio está sustentado en “cómprame este curso para que puedas vivir como yo” y como toda burbuja algún día explotará. Y habrá gente que haya ganado mucho y tenga dinero para reinventarse y gente que lo haya perdido todo.

    A seguir así!

    • Ya te digo Manuel,

      Sólo los que hemos pasado por ese tipo de “empresas” piramidales sabemos que la realidad supera la ficción.

      Y ahora, aquí estamos, en una cadena de comisiones piramidal a través de Amazon. Las palabras o nombres con los que se vende son todos distintos, pero la situación es la misma.

      Esperemos que haya gente que no lo pierda todo, pero ya sabemos que como seres humanos no nos distinguimos precisamente por no tropezar con la misma piedra una y otra vez 🙂

Deja un comentario